El agua turbia se aclara si se deja reposar

0

Water¿Cuanto tiempo hace que no te detienes para no hacer absolutamente nada? ¿Tienes algo entre manos que está atascado y no eres capaz de resolver? Si eres como la mayoría de las personas, hará bastante tiempo que seguramente no te detienes y lo más probable es que estés manejando asuntos que comienzan a pesarte dado que no acaban por resolverse. La idea de que hemos de estar de forma constante haciendo cosas está muy arraigada en nuestra sociedad. Esto en última instancia suele llevarnos de forma casi inconsciente a vivir a gran velocidad y a generar por ello el caldo de cultivo ideal para que la cosas acaben estancándose.

Solemos vivir instalados plenamente en el corto plazo lo cual nos invita de forma inevitable a ir a gran velocidad. Si lo que quieres es generar un caldo de cultivo que te lleve hacia la eficacia, en primer lugar, una buena práctica sería generar una cultura orientada más al largo plazo, es decir, frenar el exceso de inmediatez y ser capaces de dar el tiempo necesario para que las cosas sucedan. Esto te permitiría vivir a otro ritmo y por otro lado dotarte de la capacidad para detenerte de forma periódica con el fin de poder reflexionar acerca de la evolución de los asunto que tienes en curso y en definitiva sobre la marcha de tu vida. Otro músculo más a entrenar …

Sé paciente. La paciencia es también preparación. Es la acción previa al acto. Noah Ben Shea

Entrenar la paciencia resulta fundamental. Ello te lleva a generar la confianza y la humildad necesaria para que estos principios puedan desarrollarse. ¿Cuantas veces hemos iniciado un proceso y por falta de paciencia lo hemos detenido e incluso boicoteado? Un ejemplo claro podría ser el cuando comienzas a usar GTD. Nuestra tradicional cultura cortoplacista nos invita a querer resultado de inmediato, la impaciencia juega su mano y al final gana. Ser paciente es una gran virtud y cuando se la dota de conciencia y compromiso te hace sentir invencible.

Se está acabando el año y es un buen momento para detenerse y reflexionar para coger impulso. Hacer una revisión de todo lo que ha sucedido durante el año, de aquellos asuntos estancados y como no de recopilar todos nuestros éxitos, entre otras cosas, es una buena forma de comenzar a generar esa cultura de largo plazo.

¿Quieres que tu agua se aclare? Como dice el proverbio chino, título de estar entrada, déjala reposar y se tornará de nuevo clara y transparente. Sin más aprovecho para desearte una Feliz Navidad!