VII Jornadas OPTIMA LAB: Exprimiendo aprendizajes

2

VII Jornadas OPTIMA LAB: Exprimiendo aprendizajes

La tecnología y sobre todo la conectividad permanente, han pasado a formar parte de nuestras vidas de manera indisoluble. Gracias a ello, los recuerdos afloran en el momento justo para recordarte en ocasiones quién eres o de dónde vienes. Anoche precisamente, mientras me paseaba por las distintas redes sociales antes de desconectar, me vino al recuerdo, en forma de fotografía, que hoy se cumplen tres años desde que comencé a ayudar a las personas a mejorar su efectividad como artesano, dentro del marco de las organizaciones. Hasta la fecha, lo que había estado haciendo, era sencillamente compartir mis experiencias vía blog, charlas o algún que otro seminario. Fue precisamente en San Lorenzo del Escorial donde tres años después hemos celebrado ya las VII Jornadas de innovación OPTIMA LAB. ¿Casualidad? No sabría decir, pero las cosas casi siempre suceden por algo.

Los pasados días 22, 23 y 24 de Septiembre nos volvimos a ver en el Palacio de los Infantes, de Euroforum, para continuar trazando y desarrollando nuestra evolución como red productiva. Mi aventura personal comenzó el día 21. En esta ocasión viajé en tren hasta Madrid desde Málaga, por lo que tuve tiempo suficiente para reflexionar y descansar, proceso que se repitió a la vuelta de las jornadas en mayor intensidad si cabe, dada la inyección de motivación y el desgaste de un montón de horas haciendo lo que más nos gusta hacer, compartir, aprender e innovar, entre otras cosas.

Después de un intenso verano de trabajo, tocaba hacer algo de balance y reflexión respecto a cómo íbamos, qué podríamos mejorar, y también qué podríamos aprender desde la humildad sobre nuestra trayectoria. Este proceso nos llevó, desde analizar cómo han ido evolucionando nuestros roles dentro de la red, hasta reflexionar sobre cómo vemos la efectividad en España en estos momentos, pasando además por un montón de temas más operativos y de utilidad para la red.

Previo a la jornadas pudimos repetir las evaluaciones de roles Belbin dentro de la red. Tengo que confesar que los resultados no me sorprendieron mucho inicialmente, dada mi percepción evolutiva de la red en este sentido. Ahora bien las rondas de feedback al respecto durante las jornadas fueron realmente esclarecedoras. Cambiaron totalmente mi percepción. Fruto del trabajo que venimos desarrollando, hemos podido comprobar cómo muchos de los nodos de la red han ido evolucionando sus roles para poder suplir las carencias naturales que se iban produciendo en cada proyecto. Esto ha resultado ser un gran aprendizaje para la red, llevándonos sin duda a la reflexión, de que aún podemos seguir aprendiendo acerca de cómo podríamos desplegar mucho más nuestro potencial, mediante distintos cambios entre los tipos de roles que jugamos en cada momento. Todo un aprendizaje que pondremos en práctica en los próximos meses.

Sin duda alguna, el eje central de las jornadas ha sido el análisis de la efectividad en España y cuál está siendo nuestro papel o contribución para que esta valiosa competencia inunde nuestras organizaciones a través de sus personas, para que nuestra sociedad sea cada vez mucho mejor y feliz. Como consecuencia de este análisis, hemos decidido poner en marcha una serie de proyectos, cuyos primeros resultados comenzarán a hacerse visibles durante los próximos meses. Para OPTIMA LAB 2017 será el año de la efectividad. Nuestro objetivo es que las organizaciones conozcan que existe una alternativa real a la gestión del tiempo para lidiar con los retos que plantea la realidad actual VUCA.

También dedicamos parte de las jornadas a continuar aprendiendo. Pudimos dedicar tiempo para trabajar los aspectos más prácticos del taller GTD® que ya se está impartiendo de manera oficial en nuestro país. Las rondas de feedback sobre estas prácticas resultaron ser de lo más ricas en cuanto a aprendizajes. Toda una suerte contar en OPTIMA LAB con el Master Trainer GTD®, Jerónimo Sánchez. Por otro lado pudimos seguir desarrollando competencias profesionales. En este caso pudimos aprender los entresijos de la comunicación no verbal de la mano de Laura M. Mateos, la cual nos tuvo más de tres horas practicando distintas formas de comunicación efectiva. Lo pasamos genial aprendiendo distintas técnicas, que por supuesto seguiremos trabajando en nuestras rondas frecuentes de trabajo competencial.

A modo de resumen, han sido unas jornadas de mucho trabajo pero también de equilibrio, donde hemos percibido una madurez en la efectividad y donde hemos comenzado a preparar un año especial. También han servido, como dice Julen Iturbe, para poner las luces largas, sin olvidarse que hay que usar también las cortas para no perderse en la realidad. Gracias Julen por tu confianza y apoyo.

Bueno, ahora tenemos tres meses por delante en los que hemos de poner en marcha un montón de proyectos, gracias a la fantástica facilitación de Smart Planning por parte de Paz Garde. Ahora toca enfocarse y seguir trabajando punto a punto y partido a partido para al final ver los resultados. Así es que nos vemos en las próximas jornadas donde seguiremos exprimiendo aprendizajes. Un abrazo!